Paciencia... paciencia....

miércoles, 12 de septiembre de 2012

4º y 5º parte de "Una oscura transformación"

Buenas tardes B.M.G. Forevers, ayer por inconvenientes varios no he podido postar las nuevas parte del inédito relato de Cassandra Clare. Resultado: hoy tenemos doble lectura.



Los humanos eran muy complicados.
A Jonathan nunca le había gustado la idea del otro Jonathan, de que su padre tuviera otro chico, otro que le hiciera sonreír a veces sin un atisbo de sombra en sus ojos.
Una vez, Jonathan cortó por las rodillas uno de los muñecos con los que practicaba lucha, y se divirtió enseñándose con él un día entero: estrangulándolo, destripándolo y abriéndolo en canal del cuello al ombligo. Cuando su padre le preguntó por qué le había cortado parte de las piernas, Jonathan le dijo que quería saber qué se sentía matando a un chico de su propia estatura.
-Disculpa, pero ahora no lo recuerdo- dijo Sebastián, que por desgracia resultó ser bastante hablador-. ¿Cuántos sois en tu familia?
-Oh, somos una gran familia- contestó Jonathan-. Ocho en total. Tengo cuatro hermanos y tres hermanas.
Los Blackthorn eran, en efecto, ocho: la investigación de Jonathan había sido exhaustiva. No lograba imaginarse cómo sería convivir con tanta gente, con tanto desorden. Jonathan tenía una hermana, aunque no la conocía.
Su padre le contó que su madre se había marchado cuándo él era un bebé. Estaba embarazada de nuevo e inexplicablemente triste y desolada porque no quería que su nuevo retoño fuera mejorado. Pero escapó demasiado tarde: Padre ya se había encargado de que Clarissa tuviese poderes angélicos.



5º parte, del blog Soñadores de Libros


Hacía tan sólo unas semanas, Padre había conocido a Clarissa por primera vez, y en su segundo encuentro Clarissa había demostrado que sabía utilizar sus poderes. Había enviado el barco de su padre al fondo del océano.
Una vez él y Padre controlaran y transformaran a los cazadores de sombras, echaran a perder su orgullo y su ciudad, Padre había decidido que Madre, el otro Jonathan y Clarissa vivirían con ellos.
Jonathan despreciaba a su madre por haberse escapado. Y su único interés en el otro Jonathan se debía a que le permitiría demostrar cuán superior le era: él era el verdadero hijo de Padre, su hijo de sangre, y su sangre tenía toda la fuerza de los demonios y del caos.
Pero le interesaba Clarissa.



¡ME MUERO! ¡OH MY GOD! ¡I CAN'T BELIEVE! En fín habrá que esperar hasta mañana. Nos vemos en la próxima parada: Midnight Eclipse.

                                                                         By: Kekis.

4 comentarios:

  1. vaya estan bien xidos digamos los 2 fragmentos vale :D

    grax x subirlos =)

    ResponderEliminar
  2. Me gustan, están muy bien escritos y son coherentes, como los anteriores, ojalá yo pudiera escribir así o, al menos tener la inspiración que tenéis vosotras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Sí, la verdad que Cassandra Clare escribe genial ;).Ojalá algún día llegue a ser la mitad de buena que ella....

    ResponderEliminar

Comentad, comentad y comentad. Un blog sin comentarios es como un libro sin letras, pero por favor :

☻ No queremos spam... Es un blog de literatura no uno de enlaces aburridos que no vienen a cuento. ESTOS COMENTARIOS SERÁN ELIMINADOS

☻ No queremos ver insultos o improperios (menores o mayores) rondando por ahí... ESTOS COMENTARIOS SERÁN ELIMINADOS

☻ No queremos ''propaganda'' política ni cosas que giren en ese ámbito. Cada cosa en el lugar y el momento adecuado.ESTOS COMENTARIOS SERÁN, OBVIAMENTE, ELIMINADOS



¡GRACIAS POR COMENTAR! (Sí, ya sabemos que somos un poco gruñonas)

Se ha producido un error en este gadget.